Ver con otros ojos a la madre tierra

Ver con otros ojos a la madre tierra.

Sentir que se detiene el tiempo que no tienes prisa, que miras con prismaticos al horizonte, y ves el sol , te resplandece, según voy mirando veo en un lugar  la tierra seca, no hay vida,ni un triste captús, no hay vegetación, no se siente ni un alma, solo un aire frío como de un duro invierno, como sentir la queja de un anciano a la interperie sin hogar, sin tener el calor humano de la familia, de un ser querido , el sentir afligido de no sentir nada, de tener el corazón endurecido por esa vida cruel que domina sus sentidos. Pero segun mis ojos van rodeando y mis pupilas van abriendose más, al girar descubro una tierra con  frutos, una vegetación, una vida, un sentido de maravilla ilusión por vivir y salir a flote , de aquella tierra de nadie, de lobos sin escrupulos, arrinconada  en un muro , no precisamente en el facebook porque al menos ahí tienes la oportunidad de hayar una  vía de escape, en un muro de piedra, como las que hicieron los romanos, de grandes dimensiones y duras , y una a una intercalada, decidida a ser mas fuerte, a ser capáz de derribarlo pero era pronto, pues  hacía  mucho  daño.
Seguí mirando con mis ojos, el horizonte cada vez mas grande y poderoso pues iba viendo a personas que sonreian , felices de verme, y de verse a ellos mismos con lo que hacían con sus vidas, como cuidaban su bienestar, como se amaban y así fuí acabando de ver como todo va madurando, como todo pasa, me dí cuenta que la sequía florece también como florece lo que tiene vida, lo que se siente, el despertar y la lucha diaría por ser más blanco y puro y no sentir  ese miedo que escondido se te muestra temeroso, pues el miedo no nos deja ver lo que tenemos delante muchas veces y esas veces puede ser tan especial y bonito, y  puede ser tarde que nos demos cuenta, que pase delante de tus ojos, que la vida pasa y que sí no se hace nada por ser esa persona que siempre se ha  querido, que tu quieres, al no mostrarte tal cual ,  no te sientes libre, y las mariposas huyen y ni aprecias todo lo ser  viviente que está dentro , que por muy loco que pueda parecerte, se esconde la aventura ilusoría de tus momentos buenos y malos, sensibles y avaros.
Seguiré viendo la forma de darle la vuelta a los prismaticos , para seguir viendo la madre tierra y   ver un cachito de lo profundo del mar y el misterio que envuelve , seguro que hay un dios con sus sirenas  que nos pueden mostrar más belleza que vemos, conchas que se abren mostrandonos sus piedras brillantes e infinitos descubrimientos de miles de años atrás, tan Grande el azul, la poderosa fuerza de la mar y de la tierra que vibra con la frecuencia que tenemos inalcanzable muchas veces,pero esperanzador en nuestro corazón.