Las tormentas que duelen

Las tormentas que duelen.

Tus ojos constantemente miran la oscuridad de las sombras que te persiguen, que hasta ver las nubes te producen escalofríos, y la soledad ya es tu fiel amigo.

Que ningun alma vaga en tí, solo el peso de tu saber que siempre te domina la razón, es el poder mas grande que te otorga y vives con las tormentas que te arroyan y ni los rayos iluminan , pues los truenos los hace añicos, el sol no sale,  porque prefiere esconderse de enfrentrarse a una lucha de palabras y de emociones que no son compatibles con la vida que llevas.

 

No me canso de repetir que la lluvia que cae a veces hace daño porque va sin medida, como caerte un jarro de agua fría sin esperartelo, sin ver las consecuencias que repercuten en esa tempestad que arrasa tu corazón y tu alma y que no entendemos tanto tu como yo , pero la libertad es para amarla, que el sol brilla cuando se va la tormenta, que podemos tocar el cielo sin tener las alas, y brillar como una estrella por algun momento, podemos ser mejor persona aunque a veces la rabia nos juegue malas pasadas, perdonar y sentir que no vale la pena,  aunque sepas que el oxigeno se acaba, la marea alta tambien baja y la sonrisa vuelve como expresión en tu mirada, que descansas y no te orgullece de lo que se has sembrado, un cúmulo de venganzas que espero ya tengan su fin,  que vuelvan unas bonitas palabras, un aliento de vida mejor , para el futuro y presente que nos ampara.