Mano Amiga

Mano Amiga.

Él.. que por mucho que se esfuerza no consigue huir de la situación, le persigue por todas partes , esta inquieto, buscando el aliento en personas arraigadas a su pasado, en su lucha de superación personal, pero el insiste y se apega a esa persona que le da consuelo porque le pasa lo mismo que a él.

Tiene casi la voz apagada, con una llanto en su mirada, un huracán a punto de soltar la lava, una Oceanía sin especies, un prado sin montañas, y no sabe salir de esa angustia que le invade, yo como espectadora, quiero ayudarle, mi corazón sabe que se a encontrado en la misma situación que el, y le ofrezco mi mano,hay alguna mas que ya se ha ofrecido, en el mundo espiritual seguramente habrían mas manos que le estrecharían, muchas más, quizás no habría acabado como está ahora, pero estamos en la tierra, donde vivimos , donde hemos pasado guerras, envidias, hemos llorado porque nos han decepcionado, y ahora luchamos porque esa desconfianza que nos ha llegado al alma se libere y volvamos a ser los niños que un día la infancia nos fue arrebatada, que pasaron los años tan rapido y ahora que somos adultos, nos preparamos y refugiamos con nuestro escudo de la soledad.

Volviendo a cuando le doy la mano amiga para ayudarle, el parece no tener fuerzas para cogérmela, parece ser que aun no ha tocado fondo en su vida, y sigue aferrándose a su dolor, y yo que lo miro me siento impotente no puedo sacarle una sonrisa, necesita que la fuerza de la luz le llegue y le ilumine, que puedo hacer ?? si el no quiere, no puedo seguir chocan-dome con esa pared tan dura que me va arrastrar a mi también, si no cambia de actitud e intenta ver que hay montañas y sol y que salen de detrás de las montañas, que el mar tiene mucha vida en su interior, que el forma parte de este universo y que todos somos uno, conectados por la misma luz universal del todopoderoso.

Porqué perder la fé , es sin duda, la que nos da la esperanza para seguir luchando en esta voragine de oportunidades, asi es como debemos de ver que constantemente estamos aprendiendo, que cuando tocas tu corazón, cuando lo sientas, vivas una alegria, una emoción, una desilusión, tengas compasión por el que te pide consuelo, ahí cuando te pase, estate seguro/a que estas tocando el cielo.

Un abrazo a todos.