En el profundo mar

En el profundo mar, pensaste que allí me encontrarías, pero yo estaba perdida, mis sueños reflejaban en mi la cobardía de saber que nada tenia sentido, eso era lo que yo quería creer, que por mucho que buscara en el océano, mas me hundía, cerré los ojos viendo como me envolvía el agua y me dejaba atrapar en la profundidades, dándome miedo el poder descubrir otra forma de ver, pensé en los animales mas feroces como tiburones, sin darle la oportunidad a los delfines que cantaban a lo lejos, las sirenas que a su vez querían hablarme, pero no estaba atenta, prefería protegerme con mi angustia, y sin escuchar ya los palpitos del corazón, me temblaban hasta los labios.

De repente, mi mente como así de una lucidez se tratara, como una luz entrando por una ventana, dándome paz y confianza, escuché una voz pausada, dulce como una mirada de un ángel , que te brinda su amor, que te da su apoyo, porque no pensé, no pierdo nada y mas pierdo no abriendo los ojos y descubrir ese mundo tan imperfecto a la vez, que sin detenerme a ver esa imperfección, veo esa estrella que brilla, como el sol cuando calienta y me hace sentirme viva.
Ahora escucho mas a mi conciencia, a esa vocecilla dulce que sale de mis entrañas, y me dice que siga siendo yo, con mis defectos, con mis virtudes, nadie esta libre de pecado, todos somos la esperanza y la esperanza es el mas preciado de la vida para seguir luchando en ella.