Paseando

Paseando.

Me adentro en un camino, hay vegetación alrededor, muchas flores de colores, sobre todo las amarillas, respiro aire renovado, libertad, cada respiración se hace profundo en mí, me sumerjo en mi interior observando como ligeramente se balancean las flores por el suave viento, por la brisa del sol que se hace reflejo en ellas, mientras voy paso a paso meditando, deduzco que estoy bien, que me siento viva, a cada paso mas ligera, con mayor claridad en mi persona, aunque alguna duda se adentra en mi mente, que asalta y no comprende, pero no siento el miedo, ese dolor que a veces a echo mella en mis células, y las ha hecho permanente por mucho tiempo, con la cabeza erguida y la espalda recta cosa difícil por la mala costumbre, miro adelante con optimismo, intento con la misma ilusión que tuve al principio, seguir valorándome a cada instante de mi vida , sentirme especialmente comprendida, valorada y querida, caminando no me importa cambiar el rumbo, puedo ver mas flores de distintos colores, de ahí a que salgan las mariposas, las hadas que escondidas están, esos seres que siempre estan invisibles a uno mismo, la esperanza a la abundancia y prosperidad, a sentir no solo que huelo a libertad , si no a que vuelo a un mundo especial que me siente en su piel , y que no es juzgada por palabras sacadas de un manual de errores que atacan y que destruyen la ilusión dejando a un corazón con debiles latidos , dejándo la herida, y sentir no correspondido.