Palabras al mundo, por Cordoba

Palabras al mundo, por Cordoba.

Señor desgraciado, tu que has arrebatado la vida a dos angelitos, y presumes aun de tu inocencia,  con esa crueldad y sangre fría y aun se te tiene que nombrar presunto inocente porque aun faltan pruebas, que patetica es la justicia … suerte que tenemos  aquella justicia la divina que no vemos y aunque nosotros queremos que se aplique la justicia en este momento, este lo hará en el momento adecuado, a todos los cerdos les llega su san Martín, bendiciones para la madre, y aliento y consuelo para la vida que le queda por vivir.
Que estos angelitos descansen en paz, seguro que estan  mejor que la propia conciencia del padre, uyyy padre es una palabra sagrada y perdonen mi opinion, para mi no merecida.
Aunque se que en el cielo y el karma les dará lo que sembraron, que esta que está aqui en la tierra le de el escarmiento y no permitan que estas atrocidades vuelvan a suceder, por el bien y por el deber de que todos tenemos el derecho de vivir dignamente.