A donde voy, de donde vengo.

00 - Bosque de Duendes

A donde voy, de donde vengo.
Estaba el cielo gris,  donde las nubes tapadas , vaciaron todas sus aguas en la tierra, allí  se escondían las bellas criaturas, detrás de un valle , donde tenia que rodear todas las montañas, por caminos y senderos, allí me encontré con ese ser de orejas puntiagudas, bajito, con pelos cobrizos y aspecto simpático, creí por un momento que era un diablillo , pero era tan pícaro que una sonrisa hizo  sacar de mi expresión, no era la primera vez que me encontraba con esa criatura, otras veces había sido  su acompañante, otra bella con cabellos largos rizados, con el color dorado y pequillas en su rostro que la hacía ser mas mariposasgraciosa todavía si cabe mas, vestida de amarillo, con alas plateadas,  allí estaban para dar aliento,  de ilusión , por encima de sus cabezas revoloteaban las mariposas todas ellas de distintos colores,rojas, verdes, amarillas, azules, todas ellas fueron gusanitos, después de un viaje metamórfico, bellas resurgieron de sus capas para hacer felices siéndolo ellas mas,   y allí, en ese paraíso que vi después de aquellos cielos oscuros, donde los truenos y lluvias dieron paso a ese lugar tan mágico  fui a tocar todos los arboles que pude para cargarme de tanta energía, incluso me subí a uno a lo mas alto para contemplar la vegetación, las flores brillaban y abiertas ya en primavera, daba la sensación de libertad, y de ser yo, porque no , volar a esa luz que me indicaba sentir la cordura de mi misma locura, sentir que brillan mis ojos hacia algo que da sentido a mi vida, ver como criaturas bellas que solo se hacen visibles si las aceptas y haces que estén en tu vida  crean la oportunidad de hacerte mas feliz, y sacan a la niña interior que necesita a veces perder la razón….
Y allí fui a tocar a la estrella que mas brillaba … para pedir mis deseos y sentir la felicidad mas cerca de mí y de los míos, aquella estrella que por mi ceguera se hacia invisible, la oscuridad hacía mella en muchas estancias en mí, pero desde que medito, siento no solo a las personas que he elegido para compartir mi vida y compartir mis momentos, siento que es mi verdad y que viendo por un agujero creado de la nada, existe la magia y ella me da esperanza, me hace sentir especial y porque no diferente, ya que todos los días no son iguales, ni los meses , ni los años, ni las horas,  ni los minutos.
Tu eres capaz de crear tu realidad, no hace falta estar en un sitio físicamente, y si eres capaz de conseguir estar donde quieras, tienes la paz interna para conseguir lo que te propongas, te animo a que medites y te veas en ese paraíso,  ese lugar para ti que te hace sentir bien, porque no siempre en la vida real estamos donde queremos, si recordamos la película Mar adentro, Ramón san Pedro volaba , aun cuando sus pies ni su cuerpo le respondía… lo pongo de ejemplo como reflexión pues nos olvidamos muchas veces que la fantasía hace sentirnos niños de nuevo en nuestros  cuerpos grandes, pero con el alma  aun mas vivaa!!!