Despertar con la lluvia

Acabo de levantarme , la lluvia cae y a su paso va  limpiando no solo la atmósfera que nos rodea , nos limpia y despeja la mente , todo tiene un porqué.

Hoy voy a hablar de lo feliz que me siento, a día de hoy disfruto de cada gota que cae y penetra en la tierra, y que el día a día no nos permite pensar en estas cosas, en los milagros de la vida que ya vemos normal pero que no dejan de serlo, muchas veces pensamos que lo que nos sucede es lo peor que nos podría pasar sin pensar que quizás es lo mejor que te ha debido de pasar para aprender, si no sentimos el dolor, no podremos ser conscientes de lo que hacemos mal , de que nuestro camino que llevamos no es el que sentimos en nuestro corazón.

Aunque hay muchas cosas que me descontentan, que en un lugar de mi corazón tiene un valor de tristeza, sigo adelante con fuerza  y con ilusión, no pretendo ser pasota, pero he aprendido a cambiar mi forma de verlo, está ahí sí, pero aunque en mis momentos de bajón, me hacen aflorar mis lagrimas, esos momentos pasan y vuelvo a brillar y a rodearme de aquellas personas que sienten mi presencia y les agrado.

No somos héroes, ni heroínas, ni somos de nadie, somos almas libres que siguen un camino aquí en la tierra que no es fácil vivirlo, nuestro objetivo mayor para mí, el tener la conciencia tranquila, no camuflada por el ego, que nos confunde , es sentirlo, sentir en tu interior una paz que te invade y te da esa libertad para caminar y disfrutar de las pequeñas situaciones , vivencias, de las compañías, y de sentir como caen las gotas de lluvia que a la vez mojan la tierra donde pisamos limpiando esa energía de Gaia, que a nosotros nos traspasa sin darnos cuenta, todo está relacionado, y muchas veces por el estrés, por los problemas que nos contamina la mente no percibimos lo que la naturaleza nos ofrece, todo ocurre como un milagro y todos somos el milagro de la vida.

Ayer compartí momentos con personas muy especiales para mi, y me hacen sentir tan especial y tan querida, y ahora mismo al escribirlo se me pone un nudo, porque siento la emoción y me doy cuenta de lo maravilloso que es y la suerte que tengo de querer y que me quieran y de darme la oportunidad de expresarlo.

Hay que creerlo, somos auténticos, muchas veces nos ponemos barreras e intentamos ser otros para agradar y he aquí que estoy aprendiendo a caminar tal como soy, a trabajar mis decepciones y mis propios errores, y a aprender, estoy segura que las lecciones y muchas veces el proceso del dolor es casi insoportable, se supera y incluso te hace no solo más madura con una nueva experiencia si no más grande de espíritu porque te enriquece …..

Os dejo esta canción, que me aflora por dentro y sale mi alma.