Me enfado o no, lo elijo yo

Hoy es viernes, me permito el tiempo para escribir en mi querido diario, mis pensamientos reflejados en estas páginas, dejan que afloren mis emociones y se disuelvan, no sabéis que terapia mas buena es la de escribir, tengo una prima que cuando estaba en su adolescencia pues ellos hay muchas cosas que no entienden, le recomendaba que escribiera, porque hay cosas que ellos piensan interiormente y no exteriorizan, y cuando exteriorizas el problema que se tiene desaparece como algo mágico, no estamos dándole vueltas al mismo tema y sacando conclusiones que no nos llevan a ningún sitio.

Hay veces que nos dejamos llevar demasiado por nuestros miedos, y lo que nos asusta lo convertimos en algo que va  en contra de nosotros mismos, a veces nuestras inquietudes van más a allá porque no le ponemos freno, hace poco sin más no llegué a mis comisiones, y sentí una impotencia tan grande, pues tenía muchas posibilidades a conseguirlo pero qué razón poderosa hizo que no pudiera ser, llegué a enfadarme mucho con mis clientes, pero no hacia Menorcaellos por supuesto,  desgastándome mi energía en mi persona, cogí un disgusto enorme , mi esfuerzo no se vio recompensado, y llegue a sentir rabia, lloré como una niña cuando le quitan el chupete, así es la vida, la vida nos pone a prueba, y no es nada fácil navegar en ella, he puesto este ejemplo que siendo ligth porque hay muchas cosas peores que nos suceden y nos marcan, y quien soy yo para decir como debes de actuar, aunque hay veces que lo he hecho, yo sé cómo me he sentido y me doy cuenta que cuanto antes aceptes tu fracaso , antes comienzas a un nuevo objetivo, a un nuevo reto, cuantos reset tenemos que hacer para comenzar …. En la vida es un constante aprendizaje, y unas lecciones.

Estoy aprendiendo a no echar la culpa a los demás, y a ser más fuerte, pasamos alguna  racha siempre que nos viene mas de cara  o a la inversa, y ese es el misterio, si no tuviéramos altibajos nuestras constancias vitales siempre estarían en la misma línea, y no sentiríamos como sentimos cuando lloramos, cuando nos emocionamos, o cuando reímos de alegría por algo que nos hace feliz, entiendo que mi vida es mía, y soy yo quien decido como quiero estar y vivir-la, por eso, reflejo de mi, en este espacio que ocupa un lugar , un rincón de mi alma que os enseña una parte de mi.

Hay muchas veces que nos sentimos vulnerable, y nos cuesta , nuestro orgullo va mas allá y por eso nos cerramos, porque nos han echo mucho daño y no queremos repetir patrones, pero la vida es como la ruleta, y hay que sentirla en todo su esplendor, en lo malo y en lo bueno, de ello sacamos las mejores personas del mundo que nos acompañan en nuestra vida y nos llenan de cariño y de amor que es lo que prevalece y lo que realmente nos hace felices.

Y si… yo también me peleo y me enfado y digo palabras poco sonantes bonitas que … nadie le gustaría escuchar , decidme quien no las dice , para no decirlas estaríamos en el cielo, en esa dimensión en que la vibración es superior y no existe el dolor ni el sufrimiento, somos humanos y aquí luchamos , unos elegimos llevar una religión, otros otra filosofía de vida, para conseguir nuestro equilibrio , así podemos sentirnos aliviados e ir quitando lastres del pasado que lo único que hace es darnos peso a nuestra existencia.