Tu actitud lo es todo

Hoy estuve hablando con mi abuela, tiene 85 años, y siempre tiene  tema de conversación, estuvimos tomando un café en un bar que la verdad y sabemos que tiempos tan difíciles son para los negocios, estaban los dueños con cara de pocos amigos, la mujer que  nos ha servido cafés ( pensaba yo ) que les molestaba nuestra presencia, y es porque ha venido más seria que Fernando Fernán Gómez, que en paz descanse , ahí hemos entrado en un debate, no sabéis como he captado esa amargura en su ser, y la verdad nadie por lastima va a ir tomar cafés o lo que se tercie, cuando te encuentras mal solo demuestras tu amargura , y la gente consumimos por gusto, atención, calidad , precio etc. Si vemos que no nos atienden como merecemos que hacemos, pues yo en mi lugar salir corriendo, porque yo como ser que soy  he aprendido con los años  a cuidarme, y a huir cuando hay negatividad en mi cercanía, otra cosa es ayudar a alguien porque lo necesite, una cosa no quita la otra, pero mi postura con mi abuela, es que la actitud hace mucho en la persona y según nuestra actitud podremos cambiar nuestra vida y hallar los cambios que necesitamos, pero hasta llegar a esa reflexión necesita pasar un tiempo, para salir de las sombras se necesita mucha luz y constante, principalmente darte cuenta que es uno quien tiene que tomar cartas en el asunto, nadie regala nada, la suerte hay que irla a buscar todos los días, os voy a contar un anécdota, que justo viví en propias carnes , hace aproximado 6 años fui a una entrevista de trabajo, lo necesitaba como el comer, pues recientemente me había separado , a ellos lo que le importaban realmente eran mis sueños, y no entendía realmente el trasfondo de tales preguntas, me preguntaron que cual era mis sueño o propósito para los próximos 5 años, y yo que me quede muerta, en blanco como así decirlo, respondí que no sabía, que estaba preocupada por el presente, en que necesitaba un trabajo, y no tenia aspiraciones futuras, sabéis lo que quería decir ¿? Pues claramente que no tenía ilusiones y estaba tal cual podrida por dentro, un alma en pena, que no podía aportar grandes cosas a la empresa, pero mira como es la vida a través de una amiga entro en una empresa en Barcelona que pertenece al mismo Grupo, pasa un año y medio y pido traslado al mismo Grupo donde se me negó trabajar, ahí yo ya era otra persona, empecé con la espiritualidad a trabajar mi ser interno y ya me cuidaba  de verdad , iba dando pasos agigantados y cuando llegue me di cuenta que aun no estaba curada del todo, aun faltaba curarse mi autoestima, tenéis que tener claro que la autoestima no se cura de un día para otro, el interior es más profundo, el alma hasta llegar hasta su esencia pura , debe caminar un largo recorrido , volviendo a lo que os contaba…. Pues conocí personas maravillosas que fueron aportándome otros valores y procesos que me hicieron tener más confianza en mí misma, superar los miedos y avanzar, hasta el día de hoy, y aun sigo aprendiendo y llevarlo a la práctica, hay días que me escondería pero hay que levantar la cabeza , no perder el sentido nunca de quien uno es, que es la base para seguir en la evolución, no necesitamos la aprobación de nadie, nosotros somos maestros de nosotros , con esto no quiero decir que hayan otros maestros que te aporten mas que lo que uno sabe, solo tenemos que escucharnos más a menudo y que con buena actitud conseguimos mucho más que si vamos con mala, cuando veas que tu seriedad se alarga más de lo habitual, pregúntate porque, y indaga , pon remedio no culpes a los demás , somos responsables muchas veces al 100% de lo que nos acontece, son las leyes de la atracción, no olvides que por vibración atraemos situaciones, personas, etc… y si tienes un negocio jamás te recomendaran por lo mal que hayas tratado a alguien. Aquí os dejo mis reflexiones, por una conversación mantenida, que da mucho de sí en estos tiempos de crisis.