Rebeldía

Rebeldía

Me adentro profundamente en un sentir, en una dirección, o en dos, a veces pienso que estoy equivocada , y los rayos del sol no me permiten ver los claros vacíos que van dejando las nubes cuando pasan, es como un miedo , me guía en la oscuridad  y me hace ver que es  difícil el camino, aunque medite , a su paso, como darme  un golpe en la espalda , una palmada, un suspiro profundo y llena nuevamente para darme un impulso, nada es perfecto, dicha perfección no existe, me siento de manera que me permita sentirme relajada, pues puedo cometer un locura, o un acierto, quien sabe, uno lucha, continua haciendo propósito de superación , y el destino hace que todo se ponga del revés de nuevo, afloran  situaciones , mágicamente las envuelve delicadamente para no romperse, pero están pendientes de un hilo, aunque por algunos trozos son resistentes , hay otros que si se tira se rompe, solo lo sabe el aire que es cómplice.

Y ahora aquí sentada, después de intentar  relajar mis músculos y pensar con detenimiento, no es la vía que necesito, internamente hay voces que hablan y de hacerles caso o no es cosa mía, huracanes en plena expansión sabotean los bellos prados que están en la base, es como el mar en su furia por una tempestad que azota y no deja calma, dejando huella, un sentir sin límite, un águila volando alto y cayendo con sus grandes alas en busca de su presa , el olor a perfume fuerte, intenso , atrapando los sentidos , cogiendo las rocas más grandes tirándolas al vacío, descargando tensiones que fueron acumuladas es como ver desde el acantilado la fuerza, Con miedo a herir a aquellas personas que viven la vida abajo, es gritar con fuerza desmedida al viento y sentir de nuevo, un nuevo impulso a descubrir nuevos propósitos o probabilidades de conocer y ser reconocido, es una sensación de agitación y de paz, al encontrarme conmigo, en mi silencio, en mi bienestar recordando por los pasos que uno anda, a veces sin ser descubiertos por nadie, o por mucha gente, ser, sentir, vivir, correr hasta que nadie te alcanza, qué más da si llegamos a un  punto que se nos escapa, podemos volver a retomar y reconsiderar nuestra vida, somos vencedores y vencidos al mismo tiempo, nuestra meta no es más que pasar  una puerta grande, no sin  antes haber pasado por muchas pequeñas oxidadas, sin brillo, sucias, algunas de las puertas sin poderlas abrir del todo, y llegamos , todos llegamos a nuestros sueños, mas tarde o más temprano, todo depende de cada perspectiva que le demos a nuestras reflexiones, podemos seguir destruyendo al mundo , o bendecirlo en paz y en amor, estar loco , es estar a la misma vez cuerdo, y seguir dando pasos en el mismo camino o en diferentes , la cuestión no es por donde se va, si no por donde se siente,  hay gotas que descienden por  mis mejillas , lentamente se adentran hacia mi columna impregnándolo , limpiándolo de jazmín, y las hadas de nuevo espolvoreando pequeños fragmentos de azúcar y miel para hacer más dulces los besos, caricias, aflorando sentimientos que a causa de orgullo, bloquean e impiden seguir el camino que habíamos elegido.