Se empieza nuevamente

El mundo es muy complejo, y a la vez sencillo, nos preocupamos muchas veces por causas banales, y pensamos que somos los reyes de todo, creemos que podemos cambiar el mundo, creemos que nuestro reconocimiento es permanente y que somos héroes, que somos el centro del universo y cuando vemos que a alguien que  le ha pasado algo grande, sentimos celos, y pensamos que, que injusta es la vida, creemos que todo lo mejor tenía que pasarle a uno mismo, y que las personas se equivocan, todo el mundo se equivoca, y uno tiene la razón.

Por suerte, no todas las personas pensamos igual, e incluyéndome que ha habido en ocasiones en circunstancias donde he sentido injusticia en ese sentido,  pero ha sido lapsus que he hecho por cambiar, porque para ver con buenos ojos, hay que cambiar el interior,  es muy fácil echar la culpa al entorno de lo que a uno le sucede, y pensar que cualquier cosa ha sido la traba, para no conseguir lo que quiera en la vida, y no es así, tenemos que empezar por construir nosotros paso a paso lo que queremos recoger, cuando nos agarramos a algo de seguida, la vida se pone más difícil sin nosotros darnos cuenta, cuando no miramos hacia dentro de nosotros y escuchamos a nuestra alma, y esperamos a que el mundo vuelva a nuestro favor, con pensamientos a ver si me toca  la lotería, como si la vida fuera una ruleta .

Lo que tenemos que hacer, es cambiar nuestra percepción del mundo y concienciarnos de que la vida puede ser mejor, si nosotros sembramos mejor de lo que hacemos normalmente, nos sentiremos mas plenos y llenos, porque verdad que cuando conseguimos algo de la cual ha salido como queríamos, y nos sentimos orgullosos de nosotros , nos sentimos libres, encontramos un sentido, pues así se mueve todo, lo que ocurre muchas veces es que vemos tantas noticias, tantas atrocidades que vamos sembrando con nuestros pensamientos y nuestras emociones mas de eso, avivamos el dolor, hasta que nos damos cuenta que es el corazón quien gobierna en este mundo, pero nos damos cuenta realmente ?? Es el ego que no te deja avanzar a veces, pero hay que hacer como las capas de cebolla, ir quitando una a una hasta quedarte desnuda , y empezar desde cero, el amor no tiene prejuicios , nunca juzga y hace que vivas en libertad, y en la alegría, y hablo de la alegría cósmica,   de la pura, de la que sientes como la verdad….

Y que existe la ley de dar y recibir…. lo que siembras recoges…

Somos responsables de nuestra vida,  y aunque el mundo a veces lo veas en contra, y te notes hundida , siempre hay una salida para todo.

Ahora que viene San juan , quémalo todo , hasta las antiguas creencias…

Se empieza nuevamente siempre….