Somos alumnos y maestros a la misma vez.

Somos alumnos y maestros a la misma vez.

Me sorprendo muchas veces de las actitudes de las personas, y porque no decirlo, de la misma mía, pero no porque sea peor ni mejor, si no depende de la circunstancia que me envuelve, que me hace estar más conectada con el mundo o no, o más bien conmigo misma, que en definitiva es lo más importante, me reflejo como el resto de las  personas, que hacemos lo mejor que podemos y sin ser consciente  de que la autoestima esta baja, o que no hago lo suficiente por mi o por la gente de mi alrededor, tener la vibración baja, que cuesta detectar, cuando creemos que por las causas externas, la vida nos va como va, hay veces que os tengo que decir, que hay días, que el mundo va del revés que yo quiero, y cuando me levanto haciendo actividades para tener un mejor día, ese día me da la sensación que es mejor no haberme levantado, porque es como tener todo el mundo en contra, y es como si hubieran elegido ese día para destruirte, pero al final de ese día, reflexiono que si no hubiera echo esas actividades me hubiera rendido antes, y es curioso , querer una mejoría en tu vida, filosofar de que la vida es como uno quiere vivirla , tener que ser positivo y ver la vida con ojos triunfadores, toda la vida parece ser un reto.

Echando la vista atrás, me sentí muchas veces hundida, mi alma casi ni respiraba, y con un soplo , me inundaba la poca esperanza que el mundo fuera a ser mejor, y la fuerza que tuve de querer que fuera así,  eso me alimentaba para seguir con alegría, cuando tocaba fondo y no tenía nada que perder, resurgía como el ave Felix, con más fuerza hacia arriba, yo creo que todos tenemos algún don más desarrollado que nos permite en el área que sea ser más fluido, y hay otras áreas que tenemos que hay que trabajarlo, y no pensar nunca, que el destino está escrito, porque siempre podemos modificarlo , con pasos diferentes que hacen que nos desviemos de nuestras dudas y miedos, que nos impiden avanzar, es reflexión pura y dura que hago, pero a veces observo desde fuera, y se ve más sencillo, escucho los latidos de mi alma, y actuando con el corazón, sonrío, siendo yo , aunque sea desagrado para mucha gente, para mi soy yo autentica, sin engañarme, y si tengo que decir alguna vez, me cago en tooooo, porque no, y si tengo que llorar por el daño que me han causado, pues lloro, y alguna palabrota puede salir de mi boca, pero luego aunque sea para mis adentros, perdono, aunque es lo que más cuesta, ese es uno de mis trabajos, perdona, lo siento , te amo , gracias.

Hay mucho en la vida que aprender, somos alumnos y maestros a la misma vez.

Y somos libres cuando liberamos y gestionamos nuestras emociones…. No podemos retenerlas para dentro pues luego se manifiestan en nuestra casa.

 

Sed felices.