Ritual fin de Año 2018, Bienvenida al 2019

Ritual fin de año 2018

Todos provenimos de una fuente espiritual, de una energía suprema universal que se ha originado toda la vida.

El primer paso para vivir una vida espiritual es empezar a creer en ella y a experimentarla. La vida no consiste únicamente en comodidad física, competiciones, negocios y vida social. También consiste en buscar nuestra verdadera naturaleza, tomar conciencia de nuestra alma y alcanzar la unión con nuestro ser superior.

Sentir nuestra conexión con esta fuente suprema universal, que es la fuente de toda vida, nos transmite una sensación de paz, confianza, apoyo y autorealización. Nos empodera también para hacer más, y alcanzar mayores alturas.

La meditación es una práctica que sirve para controlar la mente, con el fin de experimentar los niveles más elevados de conciencia. La meditación ayuda a calmar la mente y las emociones. La quietud es un peldaño en el camino a las experiencias que la mayoría de las personas no son conscientes.

Una vida espiritual, es una vida de constante desarrollo. La espiritualidad no tiene nada que ver con el estancamiento; la espiritualidad es una forma de llegar a ser mejor y mejor. Con el fin de progresar, debemos tener una idea acerca de dónde estamos ahora y dónde queremos llegar. Conciencia o la atención plena es una necesidad de crear un cambio y mejorar! Si estamos ocupados, y participando plenamente en nuestra vida cotidiana, perdemos conciencia, lo que nos podría llevar a desviarnos del camino espiritual, y también, buscar y alcanzar el propósito superior de nuestra vida. Así que es muy importante asignar algo de tiempo de forma regular, sentarse solo y pensar en nuestra vida, nuestro propósito revisar y re-planear.

 

Con el fin de tener una vida holística, tenemos que tener varios propósitos, que abarquen la parte inferior de nuestra vida y la parte superior. Necesitamos tener un propósito de vida, así como también, propósito del alma. Propósito de vida es lo que la mayoría de la gente ya tiene, que incluye el nivel de educación, el objetivo de la familia, el nivel de éxito, etc Propósito del alma se refiere a nuestro desarrollo espiritual y la contribución que queremos hacer a nuestros semejantes y al mundo entero. Tenemos que decidir hasta qué nivel queremos crecer espiritualmente, ¿cuántas vidas que queremos tocar?, la cantidad de personas que queremos inspirar y cuántas almas que queremos ayudar a crecer. Necesitamos recordatorios regulares para reafirmar nuestros objetivos y propósitos y revisar qué tan lejos hemos llegado. Sin un propósito y un plan, la vida se torna azarosa; podríamos estar viviendo los sueños de otras personas sin siquiera ser conscientes de ello.

A vivir una vida plena este 2019