Me sumergo en el mar a dentro

Me adentré en las profundidades, sintiendo el agua desde dentro, fui poco a poco , primero mojándome los pies, y lentamente me fui sumergiendo mar adentro, era una sensación extraña, siempre pienso que la vida te pone a prueba, y como te pone, delante de ti, como si fuera un espejo, somos creadores, nuestra propia mente es la que te hace que estés mas cerca de la orilla, cerca de la superficie, o remueve mar adentro, ahonda en la tempestad, te sumerges, cuanto hay en la profundidad, emociones creídas que no estarían, y allí como si nada, volviendo a revivir y haciendo conciencia, de la vida, del mundo, de ti, de saber que estuve, estaba y estaré, y que hay que vaciar, hay que dejar lo viejo, para que entre lo nuevo, actuando en consecuencia, esa es la manera de salir del victimismo, somos  responsables, no culpemos al exterior, de nuestras vivencias, lo que permitimos que entre o no en nuestro corazón, solo depende de nosotros, y llegar a nuestra esencia, sentir desde dentro, no dejando que la vida te lleve como  en el caudal del río, hay que remar, fluyendo, en nosotros esta la divinidad, el amor, y el dirigir nuestra vida hacia un nuevo mundo, hacia tu sueño, cuanta mayor claridad de visión tenga uno, y se enfoque bien donde quiere ir, mayor será el compromiso, y el motivo por el cual quieras llegar, será la fuerza que te guíe para conseguirlo, porque por mucho que te adentres y no sepas donde estas, tu sueño te guiara, será el camino, la voz en tu interior, tu alma, hablándote , esa voz que sientes cada vez mas cerca,y acalla a tu mente, que solo busca protección, salgo del mar, me seco al sol, y vuelvo a la vida, como una niña. Ya no busco fuera, lo que está dentro de mi, y me permito la libertad, me permito llorar, y me permito ser capaz de ser yo en todo momento.