La visión de unos ojos

La visión de unos ojos.

Hay veces que es mejor no ver, sino percibir, sentir, descubrir un sinfin de sentimientos y emociones que cuando los pensamientos y el daño de un pasado se ha quedado sellado , como amarrado a nuestra carne, no percibimos ni olemos, ni mucho menos sentimos.
Si miramos mas allá de lo que nuestra vista pueda alcanzar, podemos descubrir mas posibilidades, una vida llena de oportunidades, y solo está en ver la manera en que pensamos, en descubrir que en la vida todo lo vemos con la visión de unos ojos, si nos ponemos gafas con mayor graduación, puede que encontremos mas vías en nuestro camino.
La semana pasada hice un curso de lider como coach y no sabéis cuando viene una persona y te desmonta , en el buen sentido, pero nos podemos hacer daño con las palabras y no nos damos cuenta, por eso, hay que escuchar, porque siempre hay  alguien de nuestro alrededor que nos puede dar la clave que nos hacia falta, no tenemos porque tener siempre la verdad absoluta, y solo  el ego nos hace inferiores y se saca lo peor de nosotros, aunque pensemos que nos estamos defendiendo, y que es una manera de protegernos.
A veces nos pasan acontecimientos, situaciones que nos ponen al limite y no entendemos porque ocurre y porque de golpe la vida te da un tortazo, pero depende de ti, es normal que sientas tu duelo , que te reveles hacia el mundo, hacia el universo, hacia ti mismo, pero no permanezcas mucho tiempo pasado,y no es aconsejable porque lo que piensas será lo que determina tu vida, yo, como siempre hablo de mi caso, me encerré en mi misma en un tiempo, solo viendo lo negativo y no queriendo ver que todo nos pasa por algo, no entendía que si siempre estaba en esa vorágine de situaciones parecidas era porque yo no hacia nada para cambiarlo.
Y cuanto mas tiempo permanezcas en tus pensamientos oscuros, mas oscuridad se invade en tu ser, y se contamina, así que sonríe, empieza a disfrutar de lo pequeño , de las pequeñas o grandes vivencias que nos llenan el alma sintiendo con el corazón.
Mira en el horizonte, con gafas o sin ellas, y veras que cada día que mires abrá una montaña nueva que ayer no viste.

Para cambiar tu vida por fuera debes cambiar tú por dentro. En el momento en que te dispones a cambiar, es asombroso cómo el universo comienza ayudarte, y te trae lo que necesitas. ( Louise Hay )