A por un futuro mejor

A por un futuro mejor.

Y fui sintiendo poco a poco como me iba desnudando, no el desnudo físico, si no como cuando lavas una cebolla y vas quitando sus capas para encontrarte con lo mas bueno. Con su esencia, como una pluma que desciende a su paso y sientes un hormigueo por las entrañas, como cuando sabes que vas a descubrir algo bello…

Sientes  la naturaleza más universal, la fuerza mas profunda, la vida… la lucha de superación, el saber estar, el ocupar un espacio en un rincón, y que desde los cielos que están sintiendo tus lamentos, tus ruegos, tus plegarias…. Algún día serán resueltos y se verá envueltos tus sueños como en lazos rojos y celestes, una recompensa a tu espera, a tus esfuerzos, a tu vivir profundo.

No desestimes cualquier opción por muy fuerte que parezca , por muy larga que te sea la llegada, pues bien donde existe el amor, existen las bellas palabras, el reconocimiento a tu paciencia, a tu intuición, a tu manera de ser,  ver  a las hadas y a los elfos como acompañan y te ayudan a ver con la claridad de la esperanza, con una sonrisa en tu mejilla, en tu mirada, como ven a través de tus ojos ese valle encantado, el que sueñas cada noche, en el que todo es mágico, en el que nada es imposible, en el que te hace mas fuerte y sientes mas afirmaciones.

Si quieres oro ves a por oro, si quieres cambiar  tu vida, haz, actúa, el trabajo es de uno, las herramientas las tenemos nosotros para hacer y deshacer, y nunca olvidarnos que en nuestro camino no estamos solos, nuestros guías, nuestro Ángel de la guarda nos protege, nos ayuda, pidámosle aquello que necesitemos para nuestra evolución.

No decaigas en las sombras, no pienses en que no eres merecida de buenas opciones, de una vida mejor, de cambios  futuros, y de suertes, respira profundamente absorbiendo en cada cedula de tu cuerpo, de tu vida una siembra de dicha y abundancia.

Que así sea.